Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Sáb Mayo 02, 2015 2:32 pm.
Últimos temas
» OUAT Afiliacion Elite Foro Mudado!
Vie Jul 04, 2014 5:36 am por Invitado

» Once upon a time {confirmación élite}
Mar Abr 15, 2014 10:20 am por Invitado

» Directorio Looking For You } Cambio de Boton
Lun Mar 31, 2014 6:04 pm por Invitado

» Cierre del Foro
Mar Mar 25, 2014 4:08 pm por Piper L. Wagner

» Enjoy The Silence |Libre|
Lun Mar 17, 2014 10:29 pm por Antoinette Lespérance

» [Normal] Dorian Gray P.A
Lun Mar 17, 2014 8:06 pm por Invitado

» The Oncoming Storm - Confirmación Normal
Lun Mar 17, 2014 7:50 pm por Invitado

» Fallen Empires... A. normal [Confirmacion]
Lun Mar 17, 2014 6:59 pm por Thomas M. Rotten

» Someone looks at You - Afiliación Elite
Dom Mar 16, 2014 7:13 pm por Invitado


Compañeros
hermanos
élite
London City RPGI am shadowhunter photo botoacuten2_zps1fa3517b.pngFruit of the poisonous tree
directorios

I'm an old dog but I learned some new tricks, yeah ✘ Piper L. Wagner

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm an old dog but I learned some new tricks, yeah ✘ Piper L. Wagner

Mensaje por Jenna K. Gallaghan el Lun Feb 17, 2014 9:45 am

Atravesó con la mirada al hombre trajeado que miraba la fachada del Hard Rock Café con mala cara, pero la intimidación que esta intentaba imponer con sus ojos se cortó cuando él desvió la mirada hacia el interior del local, hacia ella. Jenna agachó la cabeza, como una niña contrariada que lo único que puede hacer es desviar la mirada y soltar juramentos en un susurro. Pasó con más fuerza de la necesaria el trapo sobre la barra. La superficie de madera barnizada ya comenzaba a relucir, pero ella continuó insistiendo sobre una mancha decorativa, esos pequeños defectos de fábrica de los que el dueño de aquel bar tanto presumía. No le gustaba el trabajo de camarera, aunque en aquel sitio era más llevadero que en un Starbucks, y aún así tenía ese aire de franquicia destinada a desplumar gente estúpida y guiada por modas que lograba disgustarle, ¿cómo si no había logrado el dueño mantenerlo lejos de la prohibición de cualquier cosa que sonase diversión en aquella ciudad? Apretó los dientes, deteniendo su farfulleo y alzó la mirada de nuevo para comprobar si el hombre trajeado seguía fuera. Efectivamente. El sujeto tenía ahora un móvil en la mano y se reía de vez en cuando. Resopló y se dirigió a las mesas más alejadas de la entrada. Aquel tipo era el mismo que había estado el día en el que habían ido a cerrar la tienda de música en la que trabajaba antes.

Cielos, como echaba de menos pasar el día entre guitarras, baterías, bajos y un suma y suma de instrumentos musicales. Por eso mismo no podía dejar de desviar miradas furibundas de vez en cuando hacia el hombre de la calle. La canción de Blur que sonaba por los altavoces se acabó y una melodía todavía más familiar para los oídos de la chica inundó el local. -I drink to remember, I smoke to forget. Some things to be proud of, some stuff to regret.- canturreó alegremente, olvidándose de su cabreo anterior y de todo. -Run down some dark alleys in my own head, something is changing, changing, changing- los movimientos de la bayeta sobre la mesa siguieron la melodía alegre de la canción, mientras ella se balanceaba en el mismo sentido, levantando los servilletero y canturreando. Había descubierto al interprete de la canción un par de días antes en una pequeña tienda de discos, y desde ese día había estado escuchando el disco de aquella canción una y otra vez, incluso Nina había entrado en su habitación para pedirle un poco de variedad musical, pero Jenna era así. Cuando le daba por un género de música, o un artista en concreto, era capaz de escucharlo día y noche -y no solo el disco, eso también podía pasar con canciones- y sería incapaz de aburrirse.

Recordar a su amiga hizo que su mente sacase a la luz la breve conversación telefónica que había tenido con una chica interesada en el anuncio que habían colgado por las zonas que todavía permitían colgar carteles. La chica le había agradado por móvil, pero la entrevista seguía siendo necesaria. No querían volver a tener que convivir con otro maniático, ni con el último inquilino que había sido un muchacho bastante raro, que si no olía a drogas, olía igual que un antro, que además de no ayudar ni cooperar para nada dirigía miradas heladas a las dos chicas, y solo le veían lo que tardaba en pasar de la entrada a la habitación y de la habitación a la entrada. Todo un amor de compañero. Resopló, pasándose la mano por el flequillo para apartarlo de sus ojos, y miró el reloj que colgaba de la pared, su descanso comenzaba ahora, justo cuando había quedado con la candidata; para qué buscar otro sitio para el encuentro cuando podía pasar su turno libre con alguien que parecía agradable, sin contar que iban a poder estar a sus anchas porque a las cuatro y media de la tarde aquel sitio siempre estaba vacío. Light a cigarette and wish the world away, I got out I got out I'm alive and I'm here to stay. escupieron los altavoces mientras dejaba la bayeta en su sitio, y se alisaba el delantal. Alzó la mirada cuando escuchó a alguien entrar y salió de detrás de la barra con una amplia sonrisa -¿Piper, verdad? Yo soy Jenna, la que anda en busca y captura de compañeros de piso- bromeó, reprimiendo tenderle una mano para evitar que aquello pareciese demasiado formal -Siéntate donde más te apetezca, ¿quieres tomar algo?- le ofreció mientras se esforzaba en recordar todas las preguntas que Nina quería que hiciese.
avatar
Jenna K. Gallaghan

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 16/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm an old dog but I learned some new tricks, yeah ✘ Piper L. Wagner

Mensaje por Piper L. Wagner el Lun Feb 17, 2014 1:25 pm

- YOU DRESS UP FOR ARMAGEDDOOOOON, I DRESS UP FOR SUMMEEEEEEER -cantaba Piper a los gritos en su bicicleta, mientras pedaleaba felizmente por las calles de la ciudad con los auriculares puestos a todo volumen. Movía su cabeza de un lado a otro al compás de la música y entre verso y verso reía, mientras veía cómo la observaban las personas que pasaban cerca de ella. Se volvía loca con The Hives, bueno, más loca de lo común, y no le importaba en lo más mínimo lo que lo demás pudieran llegar a pensar. Ella se divertía haciendo eso, siendo así, la estaba pasando bien a pesar de todo lo que estaba sucediendo día a día en su amada ciudad. En circunstancias como las que estaban viviendo los ciudadanos de Los Ángeles en ese momento, había que aprender a disfrutar las pequeñas cosas y aprovecharlas al máximo. Pues era sólo esas pequeñas cosas las que te podían hacer verdaderamente feliz entre todo ese caos. Vio pasar a una rubia teñida con los senos operados y un perro Yorkshire con collar de diamantes falsos en un bolso de alguna de esas marcas conocidas como Gucci o Prada, que la miró con asco a lo que Piper respondió-. I HEARD YOU'RE ONE IN A MILLIOOON, BUT THERE'S A MILLION OF YOUUU -y le guiñó un ojo, para luego seguir pedaleando a su destino.

¿A dónde iba? Al Hard Rock Café. Sí, su lugar de trabajo los viernes a la noche. Pero la diferencia era que no iba a trabajar, ni era de noche. No, iba a ser entrevistada pues había respondido a un pedido de compañeros de piso. Al parecer eran dos chicas que buscaban con quién compartir apartamento. A Piper le servía, pues su apartamento era mínimo, la renta era demasiado alta para lo que ganaba y siempre era más divertido vivir de a varios que vivir sola. La muchacha a la que había llamado, Jenna, le había dicho que la estaría esperando allí a las cuatro y media. Sonaba amable, sólo esperaba que fueran compatibles y que no fuera una maldita perra que la volviera loca. Porque, si de ese modo fuera, repartiría muchos golpes ese día. Rió fuertemente al recordar la primera vez que se metió en una pelea en la escuela y cómo sus maestros querían que fuera a un psicólogo para controlar su ira, recordó también cómo su padre había tomado eso como una gran ofensa, pensando que estaban diciendo que su hija estaba loca y la habían cambiado de escuela. Que hombre tan estúpido, por dios.

Al llegar, dejó su bicicleta encadenada a un poste de luz y se apuró a entrar al lugar, pechándose con un hombre de traje hablando por celular. El hombre la miró de mala manera y le dijo que se fijara por dónde pisaba, por lo que ella sin pensarlo le escupió los zapatos negros con rabia. Luego le dijo la misma línea y entró corriendo al Hard Rock Café, sabiendo que el hombre iba detrás de ella. Empezó a mirar hacia todos lados, buscando a ver quién podía ser la tal Jenna. Para su suerte, enseguida una muchacha castaña se acercó a ella y se presentó. Piper sonrió con picardía y tiró de ella hasta uno de los asientos/sillones, esos altos que eran el perfecto escondite en ese momento.
- Lamento la brusquedad, la burocracia me persigue pues no le gustó mi saliva en su zapato -dijo divertida, riendo para sí misma y sacudió la cabeza-. ¿Te molesto mucho si te pido una cerveza? -pidió agitada, con una sonrisa amable en el rostro. Una cerveza bien fría sí que le vendría bien.

_________________
avatar
Piper L. Wagner
Admin

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 26/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm an old dog but I learned some new tricks, yeah ✘ Piper L. Wagner

Mensaje por Jenna K. Gallaghan el Dom Feb 23, 2014 10:58 am

Antes de que Jenna pudiese reaccionar la recién llegada tiró de ella hasta uno de los asientos, como una escena de una de esas películas de tiros que siempre que encontraba en la tela dejaba -oh vamos, el cine de serie b no es tan malo como quieren hacer parecer- la cara de la castaña era todo un poema, pues ya esperaba el ruido de los disparos retumbando por encima de los últimos versos de Jake Bugg, Nina tenía razón al decirle que veía demasiada televisión y eso que era de sus hobbies menos preferidos. Empezó a reírse por su línea de pensamientos, mientras sacudía la cabeza negativamente, cielos, madrugar le sentaba peor de lo que pensaba. Sus carcajadas aumentaron de volumen al escuchar a la rubia y comprobar con un rápido vistazo por uno de los laterales del sillón al hombre trajeado de fuera mirando asqueado sus zapatos. -Malditos burócratas, siempre rechazando mejoras- soltó una vez recuperada de la risa, como si el escupitajo de la rubia no fuese una falta de respeto y una provocación, si no algo positivo como todo lo que pregonaba ese nuevo sistema político mientras iban vetando la entrada a sitios como la pista de skate.

Se levantó, saliendo de su escondite y se colocó de nuevo el delantal, ese maldito trozo de tela parecía tener vida y estar esperando la mínima oportunidad para descolocarse y conseguir incomodarla. Más de una vez le había pedido al jefe un cambio de uniforme, como camisetas con el logotipo en vez de delantales, pero "era demasiado gasto". -No me molestas, para nada, ahora mismo te la traigo- le respondió con una sonrisa de oreja a oreja. Ni siquiera se molestó en preguntarle si tenía la edad necesaria para beber en américa, ¿para qué? algo le decía que si no tenía su misma edad tendría uno menos, además solo estaban ellas, y Jenna no pensaba salir a la calle alarmada porque una chica le había pedido una cerveza. De camino a la barra se paró en la puerta, cuando vio al hombre trajeado hacer ademán de entrar. Dio un golpecito en el cristal, señalando el cartel de CERRADO que todo transeúnte podía leer perfectamente, mientras echaba el pestillo de la puerta. El hombre se quejó, ella se encogió de hombros y esperó a que atendiese al móvil cuya pantalla comenzaba a parpadear avisando de una llamada en su mano. Se sentía bien podiendo prohibir el paso de quien quisiera a aquella cafetería.

Se dio prisa en servir un par de jarras bien llenas de cerveza, y deshizo sus pasos hacia la mesa en la que se había quedado la chica. -Aquí tienes- anunció mientras plantaba una de las jarras frente a ella, y se adueñó de la otra mientras se sentaba de nuevo en el sillón -De acuerdo, me tomaré el tirón de antes como un sí a la pregunta de que si eres Piper- comenzó con una sonrisa -En realidad la entrevista no es nada del otro mundo, Nina, la otra chica que vive en el piso y yo solo queremos saber si tienes algún empleo para pagar tu parte, alguna cosa que necesitemos saber... si tienes mascotas o si eres alérgica a los perros- recitó recordando el discurso interminable de su amiga antes de dejar que fuese a su trabajo. -Ya sabes que puedes hacer lo que quieras mientras no terminemos con los bomberos o la policía encima- bromeó ampliando la sonrisa.
avatar
Jenna K. Gallaghan

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 16/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm an old dog but I learned some new tricks, yeah ✘ Piper L. Wagner

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.