Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Sáb Mayo 02, 2015 2:32 pm.
Últimos temas
» OUAT Afiliacion Elite Foro Mudado!
Vie Jul 04, 2014 5:36 am por Invitado

» Once upon a time {confirmación élite}
Mar Abr 15, 2014 10:20 am por Invitado

» Directorio Looking For You } Cambio de Boton
Lun Mar 31, 2014 6:04 pm por Invitado

» Cierre del Foro
Mar Mar 25, 2014 4:08 pm por Piper L. Wagner

» Enjoy The Silence |Libre|
Lun Mar 17, 2014 10:29 pm por Antoinette Lespérance

» [Normal] Dorian Gray P.A
Lun Mar 17, 2014 8:06 pm por Invitado

» The Oncoming Storm - Confirmación Normal
Lun Mar 17, 2014 7:50 pm por Invitado

» Fallen Empires... A. normal [Confirmacion]
Lun Mar 17, 2014 6:59 pm por Thomas M. Rotten

» Someone looks at You - Afiliación Elite
Dom Mar 16, 2014 7:13 pm por Invitado


Compañeros
hermanos
élite
London City RPGI am shadowhunter photo botoacuten2_zps1fa3517b.pngFruit of the poisonous tree
directorios

Bank holiday comes with a six pack of beer {Zero.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bank holiday comes with a six pack of beer {Zero.

Mensaje por Damien H. Schmidausser el Lun Feb 17, 2014 10:35 am


Bank holiday comes with a six pack of beer.
damien Θ hard rock club Θ zero

La noche se encontraba cálida y estrellada en las afueras; un completo contraste a lo que estaba ocurriendo ahí dentro en el oscuro lugar, cálido y sofocante. Claro que no debieron haber ido a uno de los bares preferidos de todos, sólo era cosa de pensarlo, jodidos idiotas. Había insistido, quizás dos veces pero sólo se había ganado cuatro miradas de desprecio y una que otra exclamación llamándole aburrido. Tenía, con exactitud, una semana de no haber salido a algún lugar como aquél, no se parecía a si mismo aburrido, claro que no. Aunque tal vez esta noche la hubiese preferido pasar en casa de algún idiota a que en un club dónde veías parejas y borrachos por todos lados, imaginaba que había mucha gente debido a la promoción de los tragos del día de hoy. No es que se lo estuviese pasando tan mal de todos modos, encontraba graciosas algunas situaciones que no lo eran en absoluto pero le aburría que siempre le abandonaran.

Buscó con la mirada nuevamente al disminuido grupo de amigos que traía; ninguno, por ningún lado. A la última persona que había visto era a la castaña con la cuál había compartido un par de enormes porros en el baño, bueno tal vez habían sido más que un par, porque pese a que la situación le jodía no estaba enojado de cualquier modo. ¿Luciría muy mal? Se encontraba totalmente seguro de que olía a hierba y que sus ojos estaban pequeños y rojos. Lo típico. Soltó una pequeña risa a si mismo, era probable que sería de las pocas personas que pensaban en su aspecto mientras tenían una sensación de risa constante enorme. Volvió a recorrer con la mirada el lugar tomando el último sorbo de cerveza que quedaba en la lata, su tercera cerveza de la noche. Ninguno, probablemente estaban follando en algún lugar así que dejaría de insistir y pediría otra cosa para beber.

Se dirigió a la barra en alguno de los asientos libres para personas solitarias, sonaba jodidamente dramático en su cabeza. Estaba siendo atendida por una chica que coqueteó con él, incluso pensó en preguntarle sobre su apariencia actual, pero lo descartó inmediatamente, quizás no lucía tan mal de todos modos. Extrañamente traía mucho dinero en sus bolsillos, había hecho un par de grandes manchas de tinta a un cliente habitual, estima mutua y mucho dinero de por medio. Finalmente se decidió por un vodka, vodka negro con jugo de frambuesa. No es que tuviera gustos muy refinados a la hora de beber, pero le jodía la resaca y jamás había tenido con el trago de la lengua morada. Iba ya por su cuarto vaso cuando nuevamente comenzó a buscar con la mirada al grupo, puta mierda, nadie por ningún lado, estaba realmente cabreado. Cabreado pero extrañamente contento y mareado; la sonrisa constante y las mejillas y nariz con un naciente rubor debido al alcohol. Sabía que parecía un idiota monotemático, pero había llegado un chico a su lado, de pie a pedir algo de beber en la barra y quizás el podía saber el paradero de alguno. Dirigió su mirada hacia el chico pero sin ponerle la suficiente atención. —Disculpa, haz visto a… —calló abruptamente, en definitiva, sonaba muchísimo más inteligente en su cabeza, no se encontraba borracho, de ninguna manera, a decir verdad aguantaba bastante alcohol antes de caer, pero estaba lo suficientemente feliz como para pensar con menos claridad de lo habitual. Volvió a dirigir la mirada al pelinegro que ahora lo miraba extrañado, y un poco analizador. —Lo siento, me equivoqué de… persona, sí. —esperó que hubiese sonado lo suficientemente convincente, estaba seguro de que lo había logrado, pero sentía la mirada analizadora del tipo sobre él observándolo aún, así que le dio una mirada rápida para soltar algún comentario agradable, o el intento de este. —Me gusta tu tatuaje. Luce bien en ti. —y se dio la libertad de tocar con el dedo índice y el medio, el ave encontrada en el cuello del tatuado, no intentaba coquetear o algo por el estilo, pero su parte preferida de los dibujos grabados en la piel eran el relieve que dejaban. Cuando separó los dedos del cuello, se dedicó a observarlo con más lentitud y parcimonia, era un chico guapo. Esperó no haber sido lo suficientemente espeluznante para el desconocido y continuó bebiendo de su trago con fingida indiferencia.
Credits to Rapture
avatar
Damien H. Schmidausser

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 13/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bank holiday comes with a six pack of beer {Zero.

Mensaje por E. Zero Hudson el Jue Feb 27, 2014 11:46 am

La música electrónica en conjunto con el bajo retumbaba en sus oídos, llevándolo a un extraño estado de éxtasis, tal vez causado por todo el alcohol y drogas que había metido en su organismo esa noche. El chico estaba feliz y nadie lo cambiaría por un buen rato. Su cuerpo se movía al ritmo de la canción a la vez que sus manos delineaban a su antojo a una voluptuosa rubia que lo había invitado a bailar. La chica hacía los pasos más atrevidos para Zero y el feliz aprovechaba para manosearla un poco. Otra fácil, había pensado cuando la chica fue hasta él en la mesa donde se encontraba sentado solo unos minutos antes. Y es que así era todas las noches, las chicas se le brindaban como sí el fuera una rara especie de dios de sexo, alimentando más su enfermizo ego.

Cuando la canción termino, tomo a la chica de la mano y la llevo hasta el baño más cercano. Al principio fueron solo unos cuantos besos que con el paso de los segundos se tornaron más violentos, hasta que al final terminaron teniendo relaciones ahí mismo entre los lavabos y WC. Todo lo que la chica le pedía, el felizmente se lo daba sin rechistar. Tal vez esa era la razón por la que tenía un club de fans tras de él esperando una mínima oportunidad para fajarse con Zero, además de mucho dinero era capaz de hacerte pasar la mejor noche de tu vida sexual. Razón por la que era bastante conocido entre las mujeres.
Cuando termino de follar con la chica, la echo prácticamente del baño vacio. Esta insistía en que fueran a la barra a tomar unos tragos y el tenía claro que eso significaría darle más esperanzas a la pobre mujer. Encendió un porro de marihuana el cual consumió con toda la paciencia del mundo y una vez este término lavo un poco su cara, acomodo su pantalón y camisa, peino su cabello con su mano y volvió a colocarse la chaqueta que había terminado en el suelo gracias su primer faje de la noche.

Al salir del baño el juego de luces y música lo aturdió un poco, el porro comenzaba a hacerle un poco de efecto, sin embargo siguió bailando como si nada entre risas y shots que le brindaban algunas chicas esperanzadas en que el pelinegro le prestara la más mínima atención. Cuando su cuerpo se hallaba cubierto de sudor pidiendo a gritos más alcohol y sus ojos difícilmente distinguían caras, decidió que era suficiente baile por esa noche. Cruzo la pista de baile para llegar hasta la barra, no sin antes rechazar algunas propuestas indecentes de tanto mujeres como hombres.

Una vez frente a la barra, llamo al barman y ordeno un Daiquirí, esperando con eso refrescarse un poco y calmar su ansiedad. Cuando estaba a punto de darse vuelta e irse con su coctel en la mano sintió una voz a su lado que le preguntaba algo. Zero volteo la mirada hacía donde provenía el sonido un poco confundido intentado entender que quería preguntar, le dedico una de sus grandes sonrisas al escuchar sus siguientes palabras y se detuvo a analizarlo con la mirada durante unos segundos. El chico era realmente apuesto, podría jurar que nunca había visto uno que lograra empalmarlo tan rápido, como había pasado justo en ese momento. Su cuerpo se estremeció con el contacto de la mano del ojiazul y su piel. —Gracias —susurro con la mirada aún fija en el. —¿A quién buscabas? — pregunto inquisitivamente, esperando que su respuesta no fuera “su novia” o algo por el estilo. No sabía lo que estaba causando en su cuerpo que lo volvía tan débil hacía él, pero debía averiguarlo.
avatar
E. Zero Hudson
Admin

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 02/08/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.