Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Sáb Mayo 02, 2015 2:32 pm.
Últimos temas
» OUAT Afiliacion Elite Foro Mudado!
Vie Jul 04, 2014 5:36 am por Invitado

» Once upon a time {confirmación élite}
Mar Abr 15, 2014 10:20 am por Invitado

» Directorio Looking For You } Cambio de Boton
Lun Mar 31, 2014 6:04 pm por Invitado

» Cierre del Foro
Mar Mar 25, 2014 4:08 pm por Piper L. Wagner

» Enjoy The Silence |Libre|
Lun Mar 17, 2014 10:29 pm por Antoinette Lespérance

» [Normal] Dorian Gray P.A
Lun Mar 17, 2014 8:06 pm por Invitado

» The Oncoming Storm - Confirmación Normal
Lun Mar 17, 2014 7:50 pm por Invitado

» Fallen Empires... A. normal [Confirmacion]
Lun Mar 17, 2014 6:59 pm por Thomas M. Rotten

» Someone looks at You - Afiliación Elite
Dom Mar 16, 2014 7:13 pm por Invitado


Compañeros
hermanos
élite
London City RPGI am shadowhunter photo botoacuten2_zps1fa3517b.pngFruit of the poisonous tree
directorios

Baby, you and me, stumbling in the streets || Caleb L. Stinson

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Baby, you and me, stumbling in the streets || Caleb L. Stinson

Mensaje por Piper L. Wagner el Lun Feb 17, 2014 12:44 pm

Era una bella mañana en la soleada y reprimida California. Cómo extrañaba aquellos días en los que se despertaba sabiendo que podría pasar todo el día en el skate park, haciendo piruetas en su BMX, riendo con todos sus amigos, bebiendo cerveza desde las diez de la mañana. Los rayos de sol que se filtraban por su ventana la despertaron, haciendo que se removiera entre sus sábanas mientras farfullaba una sarta de insultos. Tenía resaca y definitivamente no quería despertar, su cama estaba demasiado cómoda. O al menos estaba más cómoda que el suelo, donde usualmente dormía los días de mucho calor. Pronto tendría que buscar compañeros de apartamento, la renta se le estaba volviendo demasiado cara y el lugar realmente no valía la pena. Además, se aburría mucho viviendo sola. Piper necesita constante movilidad, constante acción, constante contacto con los demás, para no volverse loca y prender al mundo fuego, por ejemplo. Cuando finalmente cayó en cuenta de que el sol NO le permitiría dormir, se estiró hasta sus pantalones, que se encontraban en el suelo, y sacó su celular de ellos. Tenía un mensaje de Caleb, su mejor amigo, decía que la esperaba para encestar unas canastas a la una en las canchas. Se fijó la hora, ¡las doce y media! Se levantó de un salto y corrió a la ducha. Abrió el agua bien fría y se metió debajo, era la mejor cura para la resaca según ella. La noche pasada había salido a beber sola, como en ocasiones le gustaba hacer, y no recordaba ni cómo había vuelto a su apartamento. Lo único que sabía era que al lado de su cama había un balde lleno de vómito y que su cabeza se partía en mil pedazos.

Al salir de la ducha, ya se sentía mucho mejor. Se colocó unos shorts de jean, una camiseta de The Ramones y su gorra de L.A. y estuvo lista para salir. No sin antes, limpiar el desastre del día anterior. Tomó el balde con una mano mientras que con la otra se tapaba la nariz y lo llevó al baño. Allí lo lavó y desinfectó. Volvió a su habitación y ordenó un poco la ropa que tenía desperdigada por el suelo, colocándola en un mínimo clóset. Echó perfume por todo su cuarto, para tapar un poco el olor a vómito y abrió las ventanas de par en par, permitiendo que el ruido de los autos en las calles se colara. Volvió a mirar la hora y... mierda! Ya se tenía que ir. Como un rayo, tomó su bicicleta y la sacó a la calle. Los policías no le decían nada mientras no hiciera de sus magníficas maniobras, para lo que había comprado esa bicicleta particularmente.

Pedaleó con agilidad y rapidez hasta las canchas a rayo de sol y agradeció a Thor que su amigo aún no hubiese llegado. Sabía cómo se ponía si Piper era impuntual. Él odiaba la impuntualidad, aunque siempre fuera impuntual. Caleb era su mejor amigo desde que tenía memoria, gracias a él, ella quien era en ese momento. Caleb siempre la había mantenido con los pies en la tierra, le había enseñado a tocar la guitarra, a montar en skate. La primera vez que se había emborrachado, había sido junto a él. El primer porro fumado también fue con él. Cuando estaban en la secundaria, eran inseparables. Todo el mundo decía que eran pareja pero ellos siempre se habían tenido un amor fraternal... con algunos deslices de vez en cuando. Cuando la revolución llegó, ellos se distanciaron un poco. Piper se involucró de lleno con todo lo que conllevaba aquella revolución mientras Caleb daba un paso al costado y eso hizo que tuvieran algunas diferencias. Pero hasta el día de hoy, Piper contaba a Caleb como la persona más importante en su vida y la que más la conocía, y estaba segura que era así para él también.

Dejó su bicicleta contra el enrejado y se sentó en el suelo, al lado de ella, cerrando los ojos mientras el sol le bañaba la cara.

_________________
avatar
Piper L. Wagner
Admin

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 26/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, you and me, stumbling in the streets || Caleb L. Stinson

Mensaje por Caleb L. Stinson el Jue Feb 20, 2014 8:22 pm

Había pasado toda la noche despierto. No sabía por qué, pero las últimas noches no había podido conciliar el sueño. Un insomnio imponente se había apoderado de mi cabeza y millones de pensamientos se agolpaban en mi cerebro, impidiéndome dormir. Con lo que me gustaba dormir... era una verdadera lástima. Me pasaba la noche en vela jugando al League of Legends, o al Heroes of Newerth, insultando a las madres de todos. Si lo que salía por mi bocota fuera cierto, ya me habría acostado con la madre de muuuchas personas alrededor del mundo. Y con algunos padres también. Y hermanas, sobre todo hermanas. Era la parte más divertida de los juegos on-line, poder insultar a los otros jugadores y luego reírte de lo que te respondían. Yo me divertía como loco en esas discusiones.

A las siete de la mañana, mi padre despertó. Ya sabían ambos de mi problema de sueño pero no se preocupaban, decían que era porque no gastaba suficiente energía durante el día,así que ese día había decidido invitar a mi amada Piper a jugar basket, para patearle el trasero un rato. Bueno, siendo sincero, ella me pateaba el trasero a mi, pero eso se quedaba entre nosotros dos. Luego la despeinaba un rato, le hacía un par de cosquillas y quedábamos a mano. Desayuné con mi padre, charlamos un poco de los autos que tendría que arreglar ese día y finalmente se fue al trabajo, diciendo que despertara a mi madre en unas horas. Mi madre era instructora de yoga y tenía su estudio o como se llamara al lado de la casa, la primer clase que daba era a las nueve y mientras yo estuviera despierto funcionaba de despertador. No me molestaba, tampoco. Cuando se hizo la hora, la desperté y volví a comer un segundo desayuno con ella. Me encantaba comer, todo el mundo lo sabía.

Cuando se hizo la hora de ver a Piper, yo estaba algo distraído espiando por la ventana a las alumnas jóvenes de mi madre mientras ellas se ponían en posición de perrito. Sexy, sexy, sexy. Parecía todo un quinceañero. Pero tenía otras prioridades y no era como si no fuera a ver un buen trasero, Piper tenía un cuerpo matador. Ella siempre me había gustado, desde que nos habíamos conocido, y habíamos tenido algún que otro encuentro, pero jamás había podido conquistarla, pues tenía demasiado miedo de decirle lo que sentía y acabar con la amistad. Era un cobarde, lo admitía, pero era la triste realidad. Caminé hasta las canchas, que quedaban cerca de mi casa, y allí la vi, recostada contra una de las rejillas con los ojos cerrados mientras el sol iluminaba su bello rostro. ¿Estaría dormida?

Dame todo tu dinero ▬dije llegando a donde estaba ella y poniéndome a su altura, y le robé un beso rápido. No pude evitarlo, se veía demasiado bien esa mañana. Y no podía esperar menos que una amistad con derechos de parte de ella, me lo debía por no haber abusado de ella cada vez que se emborrachaba conmigo.
avatar
Caleb L. Stinson

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 16/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, you and me, stumbling in the streets || Caleb L. Stinson

Mensaje por Piper L. Wagner el Mar Feb 25, 2014 3:02 pm

Piper suspiró con tranquilidad, disfrutando del sol y la brisa veraniega que recorría sus brazos y sus piernas. No importaba si Caleb llegaba más tarde, ella apreciaba esos momentos de tranquilidad, que debido a su ritmo de vida eran escasos. De pronto, escuchó unos pasos acercarse pero no hizo caso, hasta que se detuvieron frente a ella y las palabras "dame todo tu dinero" se escucharon. Pero Piper no pudo hacer nada más que sonreír, aún con los ojos cerrados, pues la voz de su amigo era reconocible en cualquier circunstancia. Abrió los ojos justo para recibir un beso en los labios que la tomó por sorpresa y la hizo ruborizar apenas, mientras que soltaba una risita nerviosa. Su relación con Caleb jamás había tenido las líneas del todo trazadas, por lo que un día podían actuar como dos hermanos y al otro como una pareja de hace años.
- ¡Cal! -exclamó, y se lanzó a sus brazos, sonriendo de oreja a oreja. Siempre se ponía tan feliz cuando lo veía, era su pedacito de cielo azul, su mar en calma, su cable a tierra, ¡su todo!

Dejó de abrazarlo y miró para todos lados, buscando una pelota de basket que se suponía que él traería. Pero no divisó ninguna pelota naranja, por lo que frunció el ceño y lo miró con gesto de desaprobación.
- Caleb Larry Stinson, no me digas que olvidaste traer la pelota... de nuevo -no era la primera vez que Caleb se olvidaba de algo. El muchacho vivía con la cabeza en las nubes y era increíblemente olvidadizo. Piper todavía recordaba aquella vez en la que se había olvidado de su propio cumpleaños. Había sido demasiado gracioso ver su cara de sorpresa al entrar en la fiesta que le habían organizado con algunos compañeros de la secundaria. Casi muere de un infarto, Piper se había partido de la risa como nunca aquel día.

Piper se incorporó y le tendió una mano a su amigo para que se levantara con ella. Una vez que los dos estuvieron parados, Piper se llevó una mano al mentón, pensando en qué podrían hacer si no tenían balón.
- Te juego unas carreritas -propuso entonces, levantando las cejas repetidas veces, con brillo desafiante en los ojos. Piper era extremadamente competitiva y atlética, no había forma de que Cal le ganara. Aunque él se encontraba en maravillosa forma física, no le iba a ganar, de eso estaba segura.

_________________
avatar
Piper L. Wagner
Admin

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 26/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Baby, you and me, stumbling in the streets || Caleb L. Stinson

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.