Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Sáb Mayo 02, 2015 2:32 pm.
Últimos temas
» OUAT Afiliacion Elite Foro Mudado!
Vie Jul 04, 2014 5:36 am por Invitado

» Once upon a time {confirmación élite}
Mar Abr 15, 2014 10:20 am por Invitado

» Directorio Looking For You } Cambio de Boton
Lun Mar 31, 2014 6:04 pm por Invitado

» Cierre del Foro
Mar Mar 25, 2014 4:08 pm por Piper L. Wagner

» Enjoy The Silence |Libre|
Lun Mar 17, 2014 10:29 pm por Antoinette Lespérance

» [Normal] Dorian Gray P.A
Lun Mar 17, 2014 8:06 pm por Invitado

» The Oncoming Storm - Confirmación Normal
Lun Mar 17, 2014 7:50 pm por Invitado

» Fallen Empires... A. normal [Confirmacion]
Lun Mar 17, 2014 6:59 pm por Thomas M. Rotten

» Someone looks at You - Afiliación Elite
Dom Mar 16, 2014 7:13 pm por Invitado


Compañeros
hermanos
élite
London City RPGI am shadowhunter photo botoacuten2_zps1fa3517b.pngFruit of the poisonous tree
directorios

Piper L. Wagner || ID.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Piper L. Wagner || ID.

Mensaje por Piper L. Wagner el Dom Feb 09, 2014 6:05 pm




Piper Linda Wagner



Datos Básicos
» Nombre Completo: Piper Linda Wagner Johnson
» Apodos: Pi, Pipeta, Li
» Edad: 21 años
» Grupo: Rebeldes
» Procedencia: California, EEUU
» Orientación Sexual: Bisexual


Descripción Psicológica
No hay mucho que explicar acerca de Piper, a decir verdad. Es una de las personas más simples existentes, sin complicaciones, sin vueltas de página. Una muchacha que se muestra tal cual es sin siquiera pensar en aparentar algo más. Se siente bastante conforme con quien es y lo demuestra. No es egocéntrica, no, simplemente tiene una sana autoestima que evita que se deshaga en insultos cada vez que se ve en un espejo. Se considera alguien libre, sin ataduras ni obligaciones reales. Alguien cuyas reglas son impuestas por sí misma y cuyos límites son trazados por ella. Ella es quien decide cuándo está cruzando la raya entre lo bueno y lo malo, no le gusta regirse por las típicas normas de la sociedad. Una muchacha muy individualista, defensora de la libertad de cada individuo y de su derecho a pensar por sí mismos. Toda una idealista, con el deseo de luchar contra toda injusticia. Es una chica muy inteligente, brillante dirían algunos. Poseedora de gran sagacidad y muy observadora, los detalles jamás se le pasan por alto y es prácticamente imposible mentirle, ella prácticamente ve a través de las personas. Es elocuente como pocos, siempre sabe qué decir y cuándo decirlo, una maestra de las palabras.

Piper es la mezcla exacta entre locura, dulzura, alegría y descontrol. Puede llegar a ser como un remolino, como un gran huracán que se lleva todo a su paso. Piper vive la vida con rapidez y agilidad, no hay tiempo que perder para ella. Carpe Diem, ella se guía por el tan conocido cliché. Hiperactiva, siempre está haciendo algo y nunca desperdicia ni un sólo segundo. Es difícil mantener su ritmo, ya que ella vive acelerada, cien kilómetros adelante de los demás. ¿Recuerdas cuando eras pequeño, cuando comías mucha azúcar y parecía que podías caminar por las paredes? Pues Piper parece haberse quedado en ese momento, en una sobredosis constante de azúcar. Suele irritar a las personas con su descontrolada energía, pero eso no le importa en lo más mínimo. No le interesa demasiado lo que los demás tengan para decir de ella, es una chica confiada y segura de sí misma. Cada paso que da lo da con firmeza y decisión, no hay lugar para dudas en su mente y, si bien esto le lleva a cometer varios errores al tomar decisiones tan precipitadas, es una muchacha que no se arrepiente de lo que hace. Cree que los errores son la mejor y única forma de aprender, por lo que se siente orgullosa de cada error que cometió y pudo superar.

Piper es una chica fuerte, de voluntad inquebrantable, una líder innata. Es de tomar la iniciativa y es muy creativa, siempre tiene ideas nuevas y originales. Una muchacha apasionada, todo lo que hace lo hace con garra y corazón y es muy dedicada. Jamás deja las cosas a medias y, a pesar de lo que pueda aparentar, es una chica muy responsable. No le importa limpiar el desastre de los demás siempre y cuando se lo agradezcan. Si hay algo que no soporta son las mentiras, por lo que es mejor ser siempre honesto con ella. Es muy sincera y a veces demasiado directa, no tiene pelos en la lengua a la hora de decir una verdad y eso en ocasiones cae mal, ya que no tiene filtro, pero tampoco le interesa. Ella cree que las mentiras solo complican las cosas y es mejor decirlo todo sin rodeos, no le gusta adornar las palabras.

La rubia es lo que se puede considerar una amiga ejemplar. De las que están en las buenas, en las malas y en las peores. Un buen hombro para llorar y una excelente consejera, siempre tendrá palabras reconfortantes para aquellos que las necesiten. Es fiel y leal como un perro con su amo. Pero no tolerará una traición, es poco tolerante para esas cosas. Su energía se transforma en algo completamente negativo y se vuelve extremadamente violenta. No teme irse de puños y no lo duda dos veces a la hora de empezar una pelea. Es más, le encanta pelear. Es una amante de la ultraviolencia y hay chances de que te patee el trasero por la simple razón de que está aburrida.

Es común verla corretear de un lado a otro, o jugando a "¿quién golpea más fuerte?" con sus amigos. Siempre se ha llevado mejor con los hombres que con las mujeres, tal vez esto se deba a que ella no es demasiado femenina. Su actitud no desborda seducción o elegancia, sino todo lo contrario. Es cuestión de mirarle las rodillas y los codos raspados de todas las caídas que sufre por día para darte cuenta de que esta muchacha tiene otras prioridades aparte de lucir bien para conseguir un poco de sexo. Ah, el sexo, toda una complicación para esta muchacha. Mentira. Para ella el sexo es simple, sin ataduras, por pura diversión. Un poco de whisky, un cigarrillo o dos y una buena charla de música y la tendrás en tu cama. No se considera promiscua, pero tampoco le molestaría serlo. Cree que las etiquetas como puta o zorra son machistas e injustas con las mujeres, por lo que simplemente no permite que la llamen de esa manera. En cuanto al amor, ella es un poco más complicada. Le cuesta aceptar que está enamorada y más aún demostrarlo, pues teme a salir lastimada, como todo el mundo.


Historia
Una soleada tarde en un hospital privado de Beverly Hills, Amelia Johnson-Wagner daba a luz a una rubia niña a la que llamaron Piper Linda Wagner. La menor de las Wagner era la luz de los ojos de su madre, quitándole toda la atención a su hermana mayor, Ashley, y comenzando una guerra entre hermanas que no terminaría jamás. El padre Piper y Ashley y esposo de Amelia, William Wagner, era un congresista que ganaba suficiente dinero como para mantenerlas a sus tres mujeres en excelentes condiciones de vida. Piper fue recibida en una cuna de oro, tuvo siempre lo que quiso y lo que necesitó, excepto, claro, el amor paternal. Sus padres creían que podían reemplazar ese amor con juguetes y cosas innecesarias, mientras una niñera se encargaba de cuidar a las pequeñas como si ella fuera en realidad su madre. A Piper jamás le gustó ese estilo de vida, a diferencia de a Ashley. Su hermana quedaba fascinada con las barbies y los kens que sus padres le compraban, Piper hacía que se suicidaran de distintas formas. Les cortaba el cabello, los maquillaba como payasos, les arrancaba la cabeza. Incluso se metía con los muñecos de su hermana, haciéndola rabiar. Desde pequeña, se podía notar que Piper sería la oveja negra de la familia.

Más adentrada en la niñez, casi en la pre-adolescencia, Piper ya recibía todo tipo de regaños por parte de sus padres y vivía castigada en su habitación, sin poder salir. Para Ashley, eso no era castigo y siempre se quejaba, pues a Ashley le encantaba estar en su habitación pintándose las uñas y escuchando a las Spice Girls. Pero a Piper le encantaba salir a andar en bicicleta por toda la ciudad, a conocer más niños y, por sobre todas las cosas, a ver a los skaters hacer sus piruetas en el skate park. Claro que no se acercaba a ellos, tenía miedo de que la discriminaran por ser de clase alta y su niñera le había contado cosas horribles sobre ellos, que no sabía si creer o no pero prefería no arriesgarse. Siempre la castigaban por llegar a altas horas de la noche a la corta edad de once años, pero ella ya había encontrado la forma de escapar de casa. Había un árbol que daba a su ventana por el cual ella se deslizaba hasta llegar al suelo y salía corriendo a perderse y a buscar aventuras. ¿Peligroso? Claro que sí, pero a ella no le importaba, le encantaba sentir que le estaba llevando la contraria a sus padres.

Cuando la adolescencia llegó, Piper se desarrolló rápidamente. Se transformó en una muchacha muy atractiva y los chicos en su secundaria no tardaron en notarlo, especialmente los muchachos populares con los que se había criado, por culpa de los eventos sociales de sus padres. Pero a ella no le interesaban en lo más mínimo. Comenzó a juntarse con los "chicos malos" del lugar, comenzó a saltarse clases, a drogarse, a salir de fiesta todas las noches. Aprendió a tocar la guitarra, cambió su bicicleta simple por una de BMX, comenzó a apoyar a las bandas locales e ir a los conciertos más underground. Piper estaba fuera de control, sus padres no sabían qué hacer con ella mientras que su hermana aprovechaba para brillar como la estrella más grande del firmamento. Ella era la hija perfecta, Piper era un experimento fallido. Y eso a Piper le encantaba. Se metía en peleas todos los días, guardaba todo tipo de drogas en su habitación. Piper se había descarrilado completamente, y nada ni nadie la haría volver al camino de los de clase alta.

Cuando la revolución llegó a la ciudad, ella estuvo allí, apoyando el movimiento. Y cuando sus padres y su hermana eligieron salir de la ciudad para no tener que estar rodeados de esa "escoria de gente", ella decidió quedarse a vivir en uno de los edificios comunitarios y conseguir un trabajo como bartender en el Hard Rock Café. Fueron los mejores años de su vida, nunca había pasado tan bien. Ser libre era la mejor sensación del mundo. Hasta que se enteró que su padre, su propio padre, sería el que acabara con aquella libertad. La mayor parte de sus amigos fueron presos o huyeron de la ciudad, y la mayor parte de sus enemigos volvieron. ¿Su principal enemigo? William Wagner, su progenitor. Desde el momento en el que él decretó todas aquellas prohibiciones, ella decidió que lucharía contra él por recuperar la libertad de California. No permitirá que nada ni nadie vuelva a reprimirlos nuevamente.


Datos Extra
» Gustos:
• La música, especialmente el punk rock
• Las drogas, toda clase de drogas
• Los días lluviosos
• Los animales, cree que son las únicas criaturas puras en este mundo
• Leer
• Filosofar
• El BMX
• Las peleas

» Disgustos:
• La injusticia
• Que la subestimen
• Que la llamen 'puta'
• La hipocresía
• La falsedad
• La mentira
• El maltrato animal

» Manías:
• Se muerde las uñas cuando está nerviosa
• Se truena los dedos cuando está enojada
• Se muerde el labio inferior cuando algo le gusta o la pone nerviosa
• Mueve la pierna izquierda constantemente cuando está inquieta

» Hobbies:
• Practicar BMX
• Nadar
• Leer
• Tocar la guitarra
• Ir de fiesta y a conciertos
• Molestar a la gente de clase alta
• Pelear

» Otros:
• Sus bandas preferidas son Sex Pistols, The Distillers y The Casualties
• Idolatra a Brody Dale
• Tiene una debilidad por los chicos tatuados
• Es una gran fanática de los cómics y los superhéroes
• Su película preferida es Trainspotting




avatar
Piper L. Wagner
Admin

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 26/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.