Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Sáb Mayo 02, 2015 2:32 pm.
Últimos temas
» OUAT Afiliacion Elite Foro Mudado!
Vie Jul 04, 2014 5:36 am por Invitado

» Once upon a time {confirmación élite}
Mar Abr 15, 2014 10:20 am por Invitado

» Directorio Looking For You } Cambio de Boton
Lun Mar 31, 2014 6:04 pm por Invitado

» Cierre del Foro
Mar Mar 25, 2014 4:08 pm por Piper L. Wagner

» Enjoy The Silence |Libre|
Lun Mar 17, 2014 10:29 pm por Antoinette Lespérance

» [Normal] Dorian Gray P.A
Lun Mar 17, 2014 8:06 pm por Invitado

» The Oncoming Storm - Confirmación Normal
Lun Mar 17, 2014 7:50 pm por Invitado

» Fallen Empires... A. normal [Confirmacion]
Lun Mar 17, 2014 6:59 pm por Thomas M. Rotten

» Someone looks at You - Afiliación Elite
Dom Mar 16, 2014 7:13 pm por Invitado


Compañeros
hermanos
élite
London City RPGI am shadowhunter photo botoacuten2_zps1fa3517b.pngFruit of the poisonous tree
directorios

Pressia — id.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pressia — id.

Mensaje por Pressia L. Mumford el Miér Feb 12, 2014 10:00 am




Pressia L. Mumford



Datos Básicos
» Nombre Completo: Pressia Lorraine Mumford Hunt.
» Apodos: Press o Pressie. Pero el resto del mundo la llama Duff.
» Edad: 19.
» Grupo: Ciudadanos.
» Procedencia: LA, California.
» Orientación Sexual: Bisexual.


Descripción Psicológica

«She's an extraordinary girl in a ordinary world.
Some days she feels like dying, she gets so sick of crying.»


Nadie se ha tomado nunca la molestia de querer conocer a Pressia, de querer saber lo que sentía, como pensaba, cuál era su visión de la historia. Nadie se ha tomado nunca la molestia de posar una mano en su hombro y preguntarle un simple "¿qué tal?", nadie nunca le dijo que los días mejores llegarían, tampoco le dijeron cuando. Y esta chica es el resultado de toda aquella soledad.

Pressia cuida mucho de sus heridas, no sea que llegan a cicatrizar. Ella es de esa clase de personas que tienen una memoria privilegiada, de esa clase de personas que se acuerdas de prácticamente todo, que cuando perdonan no olvidan, pero que así mismo les cuesta perdonar, porque a pasado por mucho y se ha dado cuenta de que no puede fiarse de nadie, de que la gente no está limpia y al final traiciona. La única persona a la que Pressia le abrió su corazón acabó burlándose de ella, por lo que en realidad le cuesta muchísimo socializar con la gente, y mucho más aún que alguien se gane su confianza.

No es tímida, tan sólo es retraída. Si alguien se acerca para hablar con ella pensará que ha sido pagado por alguien, le va a gastar una broma o lo está mal interpretando y no habla con ella sino con otra persona, pero si haces un punto y aparte de esto es capaz de llevar una conversación normal, sin tartamudear ni nada así. La chica tampoco es un alien venido del planeta de los asociales.

En el hipotético caso de que llegue a superar toda esa inseguridad y su paranoia (es incapaz de hablar en voz alta en clase porque piensa que se reirán de ella) se mostrará como verdaderamente es, como la chica que únicamente ha logrado salir a la luz con sus padres y estando a solas con sí misma: una Pressia sonriente y simpática, con bromas y alegre. Es buena amiga, una chica fiel y sincera, si le preguntas qué tal te queda esa camiseta te dirá lo que piense intentando no herir tus sentimientos, no le gusta hacerle daño a la gente porque sabe lo que se siente, y lo sabe de sobra.  

En el ámbito amoroso no se conoce, piensa que seguramente sea una estrecha y una retraída y nadie la quiera jamás, que no va a encontrar pareja en toda su vida y que le está bien empleado, por ser Duff. Lo cierto es que después de lo que le pasó no cree para nada en el amor, bueno, lo ve a diario en parejas felices (las cuales aborrece), en los libros o en las películas, pero cree que el amor es simplemente algo que no está destinado a formar parte de su vida, así que aquí donde la veis, a sus diecinueve años, no ha dado ni su primer beso.


Historia

«— Ey, ¿has visto a Duff?
— Sí. ¡Joder!, ¿cómo la dejan salir así de casa?
— Ya. Puta gorda...»

Esta es una de esas típicas historias de superación adolescente; pero donde todo, al final, no es tan de color de rosa como se supone que debería. Os presento a Pressia: un metro setenta y cinco, rubia de nacimiento, sonrisa encantadora y ojos tristes, todo el mundo la llama Duff. Ya, Duff no se parece en nada a Pressia, pero no es un mote que haya salido de la nada; Duff son las siglas de "destinated ugly fat friend".

Desde que era pequeña Pressia estaba más rellena que el resto de chicas de su edad, claro que por aquellos tiempos eso no le importaba pues era una niña, su única preocupación era poder jugar y aprenderse la siguiente tabla de multiplicar que le preguntarían el día siguiente en clase. Y a ningún otro niño parecía preocuparle que esa redondez en el viente de Pressia fuese más acentuada que en el resto. Precisamente por eso si le preguntas a Pressia sobre su niñez te puede responder que le fue bien y sonreír, pero si intentas indagar en su adolescencia lo más probable es que esa sonrisa se torne en sus finos labios apretados y la tristeza invada sus ojos azules. En su adolescencia comenzaron los problemas, las inseguridades, las burlas, las tardes de llantina, el miedo...

El primer día que Pressia pisó el instituto supo que algo no andaba bien, y que ese algo era ella. Que esas risas que escuchaba a su paso por los pasillos las provocaba ella, que seguramente aquello era debido a su camisa a cuadros negra y roja de su padre y a su mochila de Naruto, lo cual en parte era cierto, pero no se le pasó por la mente que se rieran de ella por... por ser diferente. El quinto día las risas se trasformaron en burlas: chicos de cursos mayores que se chocaban con ella a propósito para evidenciarla y que todos se rieran de ella, compañeros de clase que la mandaban notas subidas de todo con malas intenciones...

A Pressia ya no le gustaba ser Pressia.
A medida que avanzaba el curso intentó cambiar, vestirse más discretamente pero... ¡es que esos pantalones y camisetas tan ajustadas sólo la hacían verse aún más gorda!; empezó a esquivar los espejos y a aborrecer las fotos, cada vez que probaba una onza de chocolate las voces de sus compañeros se le venían a la cabeza como un recordatorio implacable de que estaba gorda. Cada vez que respiraba se acordaba de que estaba gorda. A sus catorce años, tras un primer año de instituto lleno de bullying, entró de cabeza en la bulimia; se pasó el verano encerrada en casa viendo series anime, una tras otra, devorándolas insaciablemente, de la misma manera que devoraba toda aquella bollería industrial y a las dos horas corría al baño para vomitarla, la culpabilidad podía con ella, sabía que no soportaría otro año de esa misma forma.

No adelgazó para nada, simplemente cambió de forma de vestir y de mochila, empero la ropa ancha no disimulaba para nada el cómo era su cuerpo, simplemente hacía que saltara más aún a la vista. Pressia no tenía amigos, se pasaba el recreo en la biblioteca sola, los cambios de clase sola, las horas de guardia sola, y se escudaba en su mundo y en la música. A partir de ese año dejó de ser Pressia y pasó a ser "Duff", ella no se enteró de que significaba Duff hasta cinco meses después de que se lo empezaran a llamar, cuando un compañero más empático que el resto le pasó una nota en clase con el significado. Aquel día estuvo llorando en los baños del instituto hasta que a las seis de la tarde las mujeres de la limpieza la encontraron, le dieron un par de aspirinas y llamaron a sus preocupados padres.

Tercer y ante ultimo año de instituto. ¿Qué viene de la mano en la vida de cada adolescente en un instituto? Exacto: el primer amor. Dicen que el primer amor es inmaduro y fuerte, que nunca pase lo que pase se llega a olvidar, que siempre hay una chispa que puede hacerlo avivar al menor roce. Sinceramente Pressia escupiría sobre toda esa gente. A mitad de curso llegó un chico nuevo a su clase: Robert Homme, y lo único que Pressia sabía además de su nombre es que le encantaban sus ojos negros, y su sonrisa perfecta, y el tono de su voz, y que no se metía con ella, y que aunque la llamara Duff sonaba tan bonito en sus labios...; Pressia no era la única chica a la que volvía popular, se hizo popular a la velocidad del rayo.

Robert no era trigo limpio, pero eso la chica no tuvo manera de saberlo. "¿La gorda? La gorda se llama Pressia, pero aquí todos la llamamos Duff, ya puedes imaginártelo, ochenta kilos de puro amor jajaja". Entonces Robert decidió que se acostaría con Duff, porque sí, porque quería y porque no podía rechazarle, al fin y al cabo ella no tenía ninguna otra opción. Empezó siendo amable, queriendo hacerse su amigo; no es la típica historia que empieza como una apuesta y sentimientos totalmente falsos que se tornan en verdaderos, no; es la típica historia que comienza como una apuesta y los sentimientos falsos perduran hasta el final. ¡Robert se divertía! Se divertía viendo lo tonta que era Duff, por supuesto cayó de lleno en su juego, uno en el que ella no sabía jugar. En mitad de las vacaciones de verano de ese año Pressia tomó el valor necesario para declararse, él se rió y le confesó la verdad, se pasó todo el verano deprimida, comiendo hasta por los codos y encerrada en su habitación.

Si la iban a llamar Duff, si la iban a tratar como Duff, les iba a dar motivos para ello.

Pensó en abandonarlo todo, en cambiar de instituto y todo eso, pero no, no tan valiente como para hacerlo ni tan cobarde como para no dar la cara. Sí, en mitad de una llantina había pensado que les iba a dar motivos para que la llamaran Duff, pero en realidad sabía que en el fondo no había huevos para hacer eso. Empezó a comer menos, a vomitar más, a vomitar aunque no hubiera comido, a no comer, a mirarse esos michelines con algo. Empezó a adelgazar, pero daba igual lo que hiciera porque Duff se habían quedado con ella, Duff se había metido dentro de sus huesos y Duff no saldría jamás.

Empezó su último año de instituto con anorexia, pero ella era inmensamente feliz pues entraba en esos pantalones tan ajustados y los michelines habían desaparecido. Entonces se hizo completamente evidente el problema que tenía, ya no eran sólo las intensas depresiones, ahora era también la comida y la preocupación que sus padres acarreaban desde que aquella tarde las limpiadoras llamaron, se acentuó aún más. La acabaron internando en una clínica, donde comenzaron a tratar su anorexia, y fue duro, porque no salió de allí hasta casi un año después, a cero coma de cumplir los dieciocho años y tras pasar por inmensidad de psicólogos y platos de comida. ¿Lo consiguió? Podría decirse que sí, pero aquí no es donde acaba la historia.

La vida universitaria no le está yendo para nada mejor. Con su entrada a la universidad coincidió con toda esa movida de la rebelión que se hizo en la 7th & Spring, a ella no le importó, no pensaba meterse en medio de ese meollo gritando, prefería ser una mera espectadora a la que el resultado de la contienda le diera más bien lo mismo. Empezó su carrera de filosofía, era justo lo que necesitaba porque así podría dedicarse a pensar y encerrarse en su habitación a estudiar, aislarse de la vida social que jamás tendría. Porque Pressia era Duff, y su pasado como Duff la perseguiría siempre.

¿Y ahora que todo eso la rebelión ha sido relegado a una mentira más? Ahora lo mismo, no le va ni le viene, su vida no se altera en lo absoluto. Bueno, mentira, Pressia le había cogido el gusto a romperse huesos haciendo skate y cosas así. Además ha comprobado que todo el mundo es un superficial a fin de cuentas, que ahora que está delgada y tiene un rostro bonito la gente se acerca a ella con palabras amables en los labios.  


Datos Extra
» Gustos:
▲ Le gustan los parajes naturales, como las playas, las cuevas, los bosques...
▲ La música y la literatura, así como las series anime, los videojuegos...; es una chica bastante friki.
▲ El skate, también hubiera querido aprender a surfear, pero en fin, dura lex sed lex.
▲ La gastronomía japonesa.
▲ Los peluches.

» Disgustos:
▲ La hipocresía, la falsedad, los que prejuzgan...
▲ Que la llamen Duff, aunque no se queja.
▲ Los días lluviosos y el frío.
▲ Bailar, lo aborrece con toda su alma.
▲ Los niños, porque la ponen nerviosa y la estresan.

» Manías:
▲ Subir el volumen cuando suena una de sus canciones preferidas.
▲ Morderse el labio, siempre, sin necesidad de ningún motivo.
▲ Dibujar, cuando se aburre, en los bordes de su cuaderno o libros.

» Hobbies:
▲ Colecciona paquetes de tabaco vacíos dentro de los cuales guarda sus ahorros.
▲ Para intentar mejorar su autoestima y seguridad en sí misma fue a clases de teatro, así que eso: el teatro.
▲ Para matar horas muertas aprendió a tejer, las bufandas, guantes y gorros de lana que tiene para el inverno se los ha hecho ella misma.

» Otros:
▲ Nunca ha conocido a nadie a quien pueda llamar amigo.
▲ Aún sigue teniendo pequeños problemas con la comida, además de que su complejo no se ha ido del todo: esconde sus muñecas detrás de decenas de pulseras.
▲ Le tiene mucho miedo a los tiburones, así mismo aunque le gustan los lugares alejados de la civilización le da miedo perderse en uno de estos, también teme a la gente que le hizo la vida imposible en el instituto.
▲  Esto es algo de lo que ella se avergüenza mucho: pero cuando el dinero no le alcanza para algo que quiere lo roba, siempre y cuando el objeto en cuestión sea algo pequeño y no llame mucho la atención.
▲ Quiere buscarse un trabajo, algo sencillo como trabajar en McDonald's, para así reunir dinero y poder irse de la casa que comparte con sus padres. Quiere ser independiente.
▲ Tiene curiosidad por saber lo que se siente al fumar, mas nunca ha probado un cigarro.


SuckerForLovers for 7th & Spring


avatar
Pressia L. Mumford

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 12/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pressia — id.

Mensaje por E. Zero Hudson el Miér Feb 12, 2014 10:26 am


¡Ficha Aceptada!

Procede a hacer tus registros para tener color, ¡bienvenid@!
avatar
E. Zero Hudson
Admin

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 02/08/2012
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.